Dime qué mascota tienes y te diré la enfermedad que pudieras padecer

0
70

Las mascotas son consideradas como fuente de cariño, de amor incondicional, como un miembro más de la familia. Pero en algunos momentos pueden convertirse, sin querer, en nuestro peor enemigo. ¿Cuándo sucede eso? Generalmente pasa cuando, por el contacto frecuente con ese animalito que tanto amamos, nos infectamos o contagiamos de enfermedades propias de ellos. A este tipo de enfermedad se le conoce con el término médico de Zoonósis.

La palabra zoonosis se define como una serie de enfermedades contagiosas transmitidas a los seres humanos al estar en contacto de manera directa o indirecta con un animal enfermo.

Hoy en “Es + Vida + Salud” te hablaremos de las enfermedades que son transmitidas por tres de las más comunes mascotas que se encuentran en nuestros hogares.

¿Eres amante de los perros?

La rabia es una enfermedad grave que se puede transmitir por la saliva de la mordida de un perro infectado.

Causa fiebre alta y un comportamiento agresivo, pero también se puede propagar al cerebro y afectar al sistema nervioso central, lo cual sería fatal.

Si bien esta enfermedad está presente en 150 países, es en el sur y sureste asiático donde se produce más del 95% de las muertes de seres humanos por rabia, 55.000 al año.

También, esos huéspedes indeseados de nuestras mascotas, como son las garrapatas pueden causar la enfermedad de Lyme tanto en perros como en seres humanos.

El síntoma más común es una erupción roja alrededor de la mordida del insecto. Esto es seguido por síntomas parecidos a la gripe; pero si no se trata a tiempo, la enfermedad de Lyme puede causar inflamación en las articulaciones y ocasionar problemas neurológicos.

Hay algunos famosos, como Thalía, Richard Gere, Avril Lavigne y Alec Baldwin ya conocen este trastorno bacteriano transmitido por la mordida de una garrapata infectada.

¿Te gustan los gatos?

Los gatitos suelen ser muy juguetones, pero en muchas ocasiones suelen arañarnos o mordernos. Estos juegos inocentes entre la mascota y su dueño pueden llegar a causar lo que se denomina el arañazo del gato. Consiste en una infección en la zona donde ocurrió el “accidente”. Produce inflamación y fatiga.

Los gatos también son portadores del parásito Toxoplasma gondii, responsable de la toxoplasmosis.

Es muy difícil saber si el gato está infectado porque no suele mostrar síntomas.
Si el parásito está en el ambiente o en la cadena alimenticia, se corre el riesgo de ser ingerido por humanos.

El mayor peligro está en las mujeres embarazadas, quienes le pueden pasar la infección al feto, que puede desarrollar daños en el cerebro y ceguera.

¿Prefieres a los Hámsters u otros roedores?

Existen muchos aficionados a tener Hámsters, ardillas o ratones como mascotas, sin saber que éstos pueden ser portadores de bacterias y virus que causan infecciones en seres humanos.

Uno de ellos puede ser el hantavirus, una enfermedad potencialmente fatal, que causa desde una gripe moderada hasta afecciones respiratorias graves o enfermedad en el riñón.

La leptospirosis, fiebre de mordida de rata y un tipo de meningitis, también son males que pueden ser causados por estos animalitos, aparentemente inofensivos.

La recomendación es visitar al veterinario con frecuencia para el correcto control sanitario de tu mascota.