Cinco “makeup habits” que pueden hacerte daño

0
351

1. Compartir maquillaje con tus amigas

Si compartes ropa y collares con tus bff’s, ¿por qué no harías lo mismo con el lipstick de temporada? ¡No lo hagas! Prestar tu gloss con alguien podría terminar en algo muy desagradable. “Al compartir delineadores y labiales corres el riesgo de contraer infecciones virales, como la conjuntivitis y las úlceras bucales”.

2. Usar maquillaje caduco

Las fechas de caducidad existen por una razón, y la mayoría de las personas no tiran las cosas cuando deberían hacerlo. Así como tiras la leche pasada, también deberías tirar el maquillaje o cualquier producto de belleza que ya no sirva.

Corres el riesgo de pescar una infección como la conjuntivitis o tener irritación en la piel si usas algo que ya está caducó, ya que los productos pueden empezar a albergar bacterias. La mayoría de los productos tienen un símbolo que te indicará por cuánto tiempo servirá después de haberlo abierto. Por lo general, el rímel y el delineador son los que menos duran; los expertos recomiendan tirarlos a los 3 meses de haberlos abierto.

3. Dormir con maquillaje

¿Estás tan cansada que te da flojera desmaquillarte en la noche? Si haces eso te despertarás en la mañana con muchos problemas, ya que dormir con productos en tu rostro, puede afectar tu piel y tus ojos.

Dormir con maquillaje puede hacer que se te tapen los poros, pero también puede causarte irritación en los ojos. Cuando te mueves y volteas la cabeza durante toda la noche, restos de maquillaje pueden entrar a tu ojo.

El maquillaje para resaltar tu mirada contiene aceites y ceras, y como los productos se quedan en el ojo toda la noche, esos ingredientes pueden bloquear las glándulas, maltratando la piel e incluso pueden hacer que te salga una perrilla.

4. Usar pestañas postizas

Algunos pegamentos de pestañas contienen formaldehído, el cual puede irritar los ojos. Si lo aplicas mal, las extensiones pueden hacer que las pestañas naturales se vuelvan frágiles y se rompan.

Pero no te preocupes, usar pestañas postizas puede ser perfectamente seguro siempre y cuando tomes las precauciones adecuadas.

Los expertos recomiendan no usarlas demasiado porque se pueden caer tus pestañas naturales, y estar al pendiente para saber si eres alérgica a algún pegamento.

5. Ponerte delineador en tu línea de agua

Tus ojos tienen sus propias bacterias naturales, y mediante el uso de lápices, puedes introducir bacterias externas. Para evitar infecciones y tener las glándulas sebáceas obstruidas, trata de evitar delinearte sobre la línea de agua.

En un estudio reciente se demostró que alrededor del 30% de las partículas del delineador entran a la capa protectora del ojo cuando la gente aplica delineador ahí, a diferencia de la línea que está afuera de las pestañas.

Con información de http://www.glamour.mx/