Cosas que debes evitar hacer después de comer

0
790

IR A CAMINAR O CORRER

Muchos piensan que ir a correr o dar un paseo después de comer ayuda a hacer una mejor digestión, sin embargo, lo que sucede es más bien lo contrario. Aunque mantenerse en movimiento es bueno para quemar energía, no deberíamos hacerlo antes de los 20 minutos después de haber comido, ya que esto podría interferir con el proceso de absorción de nutrientes de los alimentos que acabamos de ingerir.

FUMAR

Para muchas personas, fumar después de ingerir alimentos es una necesidad. Indistintamente de en que momento lo hagamos, fumar aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón, pero especialmente fumar después de comer, podría causar úlceras en el estómago , enfisema pulmonar y manchar tus dientes, entre otros males.

DISCUTIR DURANTE LAS COMIDAS

El estrés disminuye la producción de ácidos gástricos y dificulta la digestión.

COMER DULCES DESPUÉS DEL ALMUERZO O CENA

Después de comer, muchas personas tienen necesidad de consumir algo dulce. Esto ocurre tan seguido, que muchos de nosotros hemos normalizado este proceso. Un hábito tan simple puede ser peligroso para nuestra salud, ya que podría ser un aviso de nuestro organismo de que algo no funciona bien. Esta ansia por comer dulce y chocolate podría ser una alarma para enfermedades como la hipoglucemia, diabetes, altos niveles de ansiedad, falta de cromo, falta de descanso, depresión o estrés.

BEBIDAS CON HIELO DURANTE LAS COMIDAS

Tomar bebidas muy frías durante las comidas no ayuda al proceso de absorción de los nutrientes en los alimentos, ya que hace que la comida se aglutine en el estómago, y causa calambres estomacales. Lo mejor es evitar las bebidas gaseosas y con hielo, y simplemente beber agua a temperatura ambiente.

TOMAR UNA DUCHA

La explicación es muy simple: la digestión requiere de mucha energía y flujo sanguíneo hacia nuestro estómago. Cuando nos duchamos, la sangre se redirige hacia los pies, manos y piernas, lo que disminuirá la cantidad de sangre en la zona del estómago, entorpeciendo nuestra digestión.

INFUSIONES CALIENTES DESPUÉS DE COMER

Beber un té después de comer es una práctica muy habitual, pero estas infusiones contienen taninos, unos compuestos activos que pueden interferir con la asimilación de proteínas y dificultar el proceso digestivo.

BAILAR

Muchas veces, en especial los fines de semana, organizamos un programa que incluye cena y baile. El problema es que moverse demasiado después de haber ingerido alimentos, en especial si es una cena copiosa, complica el proceso de absorción de nutrientes en la zona intestinal. Hay que esperar por lo menos media hora, ya que la actividad física intensa podría provocar malestar y reflujo.

COMER FRUTA DESPUÉS DEL ALMUERZO O CENA

Salvo que hayas realizado una comida ligera, o un almuerzo basado en frutas, no es aconsejable acabar la comida con una pieza de fruta. Éstas pueden provocar inflamación estomacal, debido a la fermentación de los azúcares que encontramos en su composición.

DORMIR

Colocarse en posición horizontal después de comer es malo para la salud, ya que los jugos digestivos suben desde el estómago hasta el esófago, provocando ardores estomacales.

AJUSTARSE EL CINTURÓN

Es importante comer hasta que nos sintamos satisfechos, sin necesidad de ajustar nuestra ropa después. Ajustarse el cinturón podría provocar un aplastamiento de los intestinos, provocando sensación de malestar.

BEBER DURANTE LAS COMIDAS

Beber mucho líquido durante las comidas retrasa la entrada de nutrientes que el cuerpo necesita.

Con información de Agencias