Señales de que te has convertido en un adicto al trabajo

0
649

Puede que el trabajo sea necesario para conseguir estabilidad económica pero, como todas las adicciones, nunca va a dejarnos cosas buenas. Si te conviertes en el esclavo del trabajo los daños a la salud pueden ser considerables.

He aquí una lista que han elaborado profesionales de la psicología y la sociologia de algunas señales que dan fe de que has caído en esa adicción.

No sabes decir NO al trabajo: A la hora que sea, si tu jefe no respetando tus horas de descanso te llama al celular o peor aún a tu propio hogar para estresarte con cuestiones laborales y tu no puedes o no sabes decirle que NO, entonces puedes estar seguro que estás siendo un ADICTO AL TRABAJO.

Buscas excusas a la hora de descansar: Si eres de aquellos que nunca pueden tomarse unas vacaciones, si las tomas y unos días después no puedes estar sin hacer nada, o simplemente no quieres tomarlas porque para ti cumplir con el trabajo es lo más importante, entonces puedes estar seguro que estás siendo un ADICTO AL TRABAJO.

Te desconectas de tu entorno familiar y social: Primero el trabajo, segundo el trabajo y tercero el trabajo. Si tus compromisos con el trabajo son siempre más importantes que un evento familiar o con amigos de la infancia, entonces puedes estar seguro que estás siendo un ADICTO AL TRABAJO.

Eres el primero en llegar y el último en irse: Si el horario de trabajo para ti no existe y eres de los que llegan antes de la hora pautada a tu puesto de trabajo y tu horario de salida está sujeto a una serie de actividades que casi siempre terminan por hacer que seas el último en irte sin que esto sea un problema para ti, entonces puedes estar seguro que estás siendo un ADICTO AL TRABAJO.

No tienen tiempo para la pareja: Por lo general, las personas adictas al trabajo o prefieren no tener vida en pareja o terminan por descuidarla ya que para ellos su trabajo es también lo más importante.