Cómo conseguir un afeitado perfecto

0
314

Según un reciente estudio publicado por la doctora Kristina Vanoosthuyze, trabajadora de una reconocida marca de máquinas de afeitar, señaló que el arte de rasurarse a pesar de que puede parecer una labor fácil, puede convertirse en algo complicado si no se toman en cuenta ciertos pasos.

Para el experimento, la doctora Vanoosthuyze contó con 80 voluntarios que todas las mañanas se sometían a afeitarse frente a equipos de filmación que incluían lentes de aumento, cámaras de alta velocidad e iluminación especial de alta intensidad.

Los resultados arrojaron que mientras el vello de la barba está hidratado, se expande, por lo que aumenta la superficie sobre la cual trabajan las hojas para rasurar.

La experta aseguró que según esta conclusión lo ideal es realizar el afeitado después de la ducha, ya que la combinación de agua tibia y vapor sirven para suavizar. “Permitir que el agua penetre en el vello es clave para una afeitada cómoda, porque el vello seco es difícil de cortar”.

Agregó que se debe lavar previamente la zona a rasurar con un producto limpiador suave, que remueva la grasa y la suciedad y, a la vez, despegue los pelos de la piel.

Asimismo, Vanoosthuyze aconsejó usar espuma o gel que reduzca la fricción entre las hojas de la máquina de afeitar y la piel del rostro.

Explicó que para una afeitada perfecta se debe pasar la hojilla en la dirección en que crece el vello. “Como regla general, diría que la mayoría de los hombres considera que movimientos ligeros en dirección del crecimiento del pelo y luego hacia arriba, proporciona una afeitada suave y cómoda”, dijo Vanoosthuyze.

Destacó que es importante no rozar con demasiada fuerza la rasuradora por la piel con la idea de lograr un mejor afeitado. “La máquina de afeitar es la que debe hacer el trabajo”.

Por último, expresó que nunca de debe golpear la rasuradora contra el lavamanos ya que eso provoca que las hojas se desalineen, lo que a su vez afecta la calidad del corte y la duración de la máquina. “Al final del afeitado, sólo enjuaga la rasuradora con agua y sacude el exceso antes de guardarla”, sentenció.

Aconsejó que al terminar se debe aplicar sobre la piel afeitada loción hidratante para que esta suavice y ayude a mantener la humedad natural de la piel.

Con información de Agencias