Conozca lo positivo y negativo de consumir pescado

0
722

El pescado por ser ricos en proteínas y otros nutrientes esenciales que son bajos en grasas saturadas y contienen ácidos grasos omega-3 es una comida muy importante dentro de una dieta saludable.

Una dieta bien equilibrada que incluya pescados y mariscos variados puede contribuir a la salud cardiaca, y al crecimiento y desarrollo adecuado de los niños.

Asimismo, los mariscos son alimentos muy beneficiosos para la salud gracias a su contenido en grasas poliinsaturadas que disminuyen el riesgo de formación de coágulos y nos protegen ante la aparición de enfermedades cardiovasculares, teniendo entre sus principales bondades que reducen también en la sangre, las grasas malas para el organismo como el colesterol “malo” y por su . Su aporte de calcio, es beneficioso para la correcta salud ósea y prevención de la osteoporosis.

A la hora de preparar pescado hay que tener en cuenta la preparación y cocción del mismo ya que al someterlo a altas temperaturas o mezclarlo con aceite en frituras se pierde uno de sus principales nutrientes, el omega 3. Este ácido graso es indiscutiblemente necesario para la formación y mantenimiento de nuestras neuronas, la visión y piel, además tiene el poder de reducir los niveles de colesterol sanguíneo y tiene un efecto protector sobre algunas enfermedades crónicas como algunos tipos de cáncer.

Para que esto no suceda es recomendable prepararlo la parrilla, sudado, en cebiche o escabechado.

Se recomienda para mantener la dieta balanceada comer dos comidas promedio a la semana provenientes del pescado como camarones, atún enlatado y salmón.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Casi todos los pescados y mariscos contienen algunos rastros de mercurio. Para muchos el mercurio proveniente del pescado no es un riesgo pero para las mujeres embarazadas puede llegar a perjudicar al feto o el sistema nervioso en vías de desarrollo de un niño pequeño.

Los riesgos del mercurio dependen de la cantidad de pescado que se ingiera. Los especialistas en nutrición aconsejan a las mujeres en edad fértil, embarazadas, a las madres lactantes y a los niños pequeños que eviten comer algunos tipos de pescado como por ejemplo los que contengan carne de tiburón y pez espada por su alto contenido de mercurio.

Nuestra recomendación es que al momento de adquirirlo para adicionarloa su dieta se debe revisar que tenga ojos brillantes, branquias sin manchas, piel muy brillante y firme, carne dura y sin mal olor y ya estando en casa se debe mantener a temperaturas frías y lavarse bien al momento de cocinarlo.