¿Qué hacer antes y después del impacto de un huracán?

0
117
Sint-Maarten, 6 september 2017. Vlucht boven Sint-Maarten tbv het vaststellen van de schade van orkaan Irma. Tevens wordt een inschatting gemaakt van de gebieden waar de meeste hulp benodigd is, en waar schepen evt kunnen aanleggen. Foto: Verwoesting.

Ante el cercano paso del huracán Irma, categoría 5, por el norte de Puerto Rico, repasamos algunos de los detalles más importantes que debes tener en cuenta antes y después de la llegada de un ciclón, recomendados por el Departamento de Seguridad Nacional.

A 36 horas de la llegada del huracán:

– Pendiente a los boletines del tiempo e instrucciones de emergencia de las autoridades.

– Construye o rellena tu kit de emergencia. Incluye agua y comida suficiente para, al menos tres días, medicamentos, linterna, baterías, provisión de primeros auxilios y dinero en efectivo.

– Planifica cómo comunicarte con tus familiares ante perder la electricidad: mensajes de texto, llamadas, correos electrónicos o redes sociales. Recuerda que durante los desastres, enviar mensajes de texto es más rápido y certero, porque las líneas telefónicas se sobrecargan.

– Repasa tu plan de desalojo junto a tu familia.

– Llena el tanque de tu carro, coloca un cambio de ropa y provisiones de emergencia.

Entre 18 a 36 horas antes de la llegada del huracán:

– Coloca dentro de tu hogar los objetos sueltos que puedan convertirse en proyectiles por los vientos, como los zafacones o muebles de patio. Ancla los objetos que sean peligrosos para meter dentro del hogar, como el gas propano. Poda los árboles que puedan caer encima de alguna estructura.

– Cubre todas las ventanas de tu casa.

Cuando falten entre 6 a 18 horas:

– Verifica la televisión, radio o noticieros por internet cada 30 minutos para que tengas la última información sobre las condiciones del clima.

– Carga tu teléfono celular para que tengas la batería completa si se va el servicio eléctrico.

A seis horas de la llegada del huracán:

– Si no te encuentras en un área que deba ser desalojada, mantente en tu hogar y déjale saber a tus familiares y amigos dónde te encuentras.

– Cierra las tormenteras y mantente alejado de las ventanas. Pedazos de cristal de ventanas podrían herirte.

– Prende tu nevera o congelador en la temperatura más fría posible y ábrela solo cuando sea necesario. Si pierdes electricidad, la comida durará más. Mantén un termómetro dentro de tu refrigerador para que puedas verificar la temperatura de la comida cuando se restaure el servicio.

– Verifica la televisión, radio o noticieros por internet cada 30 minutos para que tengas la última información sobre las condiciones del clima.

Después del paso del huracán:

– Escucha la información oficial de las autoridades.

– Repórtate con tus familiares y amigos a través de mensajes de texto o redes sociales.

– Regresa a tu hogar solo cuando las autoridades te indiquen que es seguro.

– Pendiente a escombros o líneas eléctricas sueltas.

– Evita cruzar inundaciones, ya sea en auto o a pie. Tan solo 6 pulgadas de agua en movimiento pueden tumbarte. Mientras que un pie de agua puede llevarse el vehículo.

– Evita las inundaciones ya que pueden tener descargas eléctricas de líneas subterráneas o esconder escombros peligrosos.

– Tómale fotos a los daños de tu propiedad por si tienes que llenar una reclamación.

– Haz lo que puedas para evitarle daños adicionales a tu propiedad ya que un seguro tal vez no cubra lo que ocurra después del huracán.

Fuente: El nuevo día