Consejos para cuidar tu piel que no golpearán tu bolsillo

0
625

La naturaleza siempre está ahí para tenderle la mano a la humanidad. Sus bondades son infinitas y se deben aprovechar al máximo. De sus múltiples regalos son de fácil acceso aquellos que revitalizan tu piel, sin menester de tener que acudir a productos costosos.

Existe una necesidad aluciante de mantener una piel, rostro lozano y saludable. Para ello, no hay mejor aliado que la sábila. El aloe vera, planta presente en la mayoría de los hogares, le dará a tu cutis el brillo que anhelas.

¿Cómo usarlo?

Es muy sencillo. Al menos tres veces a la semana corta un trozo pequeño de sábila. Ábralo y frota en tu rostro el contenido de la misma. Déjalo en tu piel por un tiempo de 15 minutos. Una vez transcurrido ese período, enjugue tu rostro con abundante agua.

Repetir este proceso tres veces a la semana, arrojará los resultados deseados. Este ritual de belleza lo puedes combinar con otras mascarillas naturales como aquella a base de avena, miel y cambur.

¿Cómo prepararla?

Vierta en un mortero las hojuelas de avena, miel (a su gusto) y medio cambur. Triture los tres ingredientes hasta lograr una especie de pasta que aplicarás en tu rostro por un tiempo de 20 minutos. Retire con abundante agua.

¡Manos a la obra! prueba con estos dos sencillos tips. Recuerda que la persistencia hará que los resultados deseados lleguen en el momento más idóneo.