Cosmética y 2018 ¿Qué esperar?

0
342

El año 2017 ha dejado avances en el mercado de la belleza. La cosmética coreana ha invadido las perfumerías haciendo que lo ávidos compradores llenen sus carritos con mascarillas, cremas y maquillaje de adorable envase. Asimismo, los productos naturales y los denominados ‘productos limpios’ -aquellos cuya composición está exenta de sustancias como los parabenos o las siliconas- han hecho su aparición en un mercado cada vez más preocupado por la salud y el bienestar.

Por su parte, la generación ‘millennial’, siempre al amparo de internet y los ‘bloggers’, ha hecho toda una declaración de intenciones al procurarse un hueco, a través de las redes sociales, en un mercado globalizado y dominado por multinacionales. Ejemplo de ello es la marca fundada por Emily Weiss, una bloguera que se hizo popular con su blog ‘Into the gloss’ y, actualmente, está al frente de una firma de cosmética cuyos productos están haciendo furor en Instagram. Su diseño impecable y minimalista ha causado sensación entre los que buscan una cosmética que consiga realzar pero no tapar.

Con este panorama de cambios y transformaciones en el mercado de la belleza, ¿qué se puede esperar para el 2018? Evidentemente, mucho de lo que se ha visto durante el año continuará reinando. Pero, poco a poco se irán introduciendo cambios significativo.

El Lejano Oriente seguirá siendo protagonista

Si la bandas K-pop y su estética marcaron el 2017, los productos y tratamientos japoneses resurgirán de sus cenizas. Y volverán porque los productos de bellezas japoneses no son nada nuevo, de hecho son de sobra conocidas algunas firmas de cosmética japonesa. En los últimos tiempos parecen haber caído en el olvido y muchas de estas han comenzado a apostar por renovar su imagen y sus líneas con el fin de atraer al mercado occidental.

Tecnología y estética en el día a día

Los consabidos cepillos eléctricos para limpiar el rostro no son la única forma de incluir tecnología en el rutina de belleza. Ahora se pueden utilizar aplicaciones y herramientas inteligentes que pueden ofrecer a la piel el tratamiento que necesita. Este es el caso de Skin Up, un pequeño aparato con forma de ‘smartphone’ que atomiza los principios activos de dos tratamientos en función de las necesidades y tipo de piel. Con lo que se puede rociar el contenido del dispositivo y mantener la piel en perfecto estado.

Además de este curioso ‘gadget’, los dispositivos que utilizan la tecnología Blue Led estarán cada vez más presentes en las rutinas de limpieza facial. Se trata de herramientas no invasivas que no dejan ningún tipo de marca.

Simplificando los pasos en la rutina de belleza

Cada vez más, surgen nuevos productos que integran varios pasos en uno y que poseen un uso universal. Se trata de cosmética adaptada al día a día, fácil de utilizar y que se adapta a los ritmos de vida a los que está sometida la mayoría de la población. Ejemplo de ello son las mascarillas multiusos, que sirven para distintas partes del cuerpo. Suaviza la piel y la revitaliza, además puede utilizarse como limpiadora y mascarilla facial.

Más tonos para todos

En 2017 la popular cantante Rihanna lanzó su esperada colección de maquillaje, una línea que cuenta con más de 40 tonos entre los que escoger. Y junto con esta, algunas marcas más económicas están apostando por incluir una paleta de tonos más amplia entre su oferta. Esto sugiere que cada vez más, las empresas optarán por una filosofía que apueste por la inclusión y por la diversidad.

Fuente: Heraldo.es