La casa que no gasta ni dos euros al año en energía

0
372

La vivienda aprovecha al máximo la luz solar gracias a grandes ventanales y cuenta con panales solares como principal fuente energética renovable

La primera vivienda pasiva del mundo cumple 25 años en plenas facultades

Los estudios de arquitectura cada vez tienen más presente la importancia de la eficiencia energética en sus nuevos proyectos y tratan de diseñar hogares que produzcan el menor impacto posible al medio ambiente. Los australianos The Sociable Weaver y Clare Cousin Architects han unido sus fuerzas para construir una vivienda que aproveche al máximo los recursos naturales, con una factura anual de energía que no llegaría a los dos euros.Los creadores de Ten Star House, la vivienda ecológica australiana, calculan que el inmueble tendrá un recibo energético de unos tres dólares australianos al año, 1,95 euros al cambio actual. Todavía no pueden confirmar que ésta sea la cantidad definitiva porque “la casa fue construida hace menos de seis meses”, según cuenta a ELMUNDO.ES The Sociable Weaver, pero de momento todo apunta que rondará esa cantidad.La filosofía del estudio de arquitectura hacia la construcción es la de cero desechos, como ha demostrado con esta casa que se sitúa en el estado australiano de Victoria. El inmueble está diseñado para aprovechar al máximo la luz solar gracias a sus grandes ventanales orientados al norte y un diseño que permite atrapar el calor a lo largo del día e ir soltándolo en las frías noches. El techo de la vivienda cuenta con paneles solares para captar esta fuente de energía renovable y un tanque que permite almacenar hasta 10.000 litros de agua que proviene de la lluvia.La conciencia ecológica de los diseñadores de este inmueble también estuvo presente en la construcción, donde tan sólo se produjeron tres bolsas de desechos, menos de la mitad de las que se genera en una edificación de similar envergadura. Los promotores de la vivienda pidieron a los proveedores que redujeran el embalaje de los materiales al máximo, para que los desechos que no se pudieran reciclar, fuesen los menos posibles.El diseño de esta vivienda de 160 metros cuadrados, está pensado como un hogar moderno, funcional y con una gran belleza arquitectónica según The Sociable Weaver. Todo ello combinado con las innovadoras técnicas que hacen que la huella de emisión de carbono sea muy reducida.El inmueble, que tiene un precio de 490.000 dólares australianos -casi 320.000 euros-, actualmente está abierto al público. Los diseñadores de Ten Star House, una casa de 10 estrellas, esperan que otros constructores y arquitectos puedan inspirarse en este planteamiento ecológico para emplear sus ideas como modelo para futuros proyectos.

Fuente: El mundo