Alimentos esenciales para sobrevivir al verano

0
103

Las altas temperaturas ya se están dejando notar en toda Europa y los alimentos que más consumimos en verano para refrescarnos ya llenan nuestras neveras. Por si te dejas alguno en el tintero, te decimos cuales son esenciales durante la época estival.

Sandía

El alimento del verano por excelencia. Cada bocado es como beber agua dulce, de hecho es la fruta con mayor cantidad de agua (93%). Tiene muy pocas calorías por cada 100 gramos (sólo unas 20) así que podemos comerla en grandes cantidades sin preocuparnos por si aumentaremos de peso. Asimismo, su alto contenido en fibra es ideal para eliminar elementos tóxicos de nuestro organismo y para limpiar nuestros intestinos. Tiene una gran cantidad de vitaminas, por lo que además es un magnífico antioxidante.

Plátano o Cambur

El alimento preferido de casi todos los deportistas. Por cada 100 gramos de esta fruta, podemos obtener alrededor de 27 mg de magnesio. Recordemos que la dosis diaria recomendada de magnesio es de unos 6 mg por kg de peso corporal, por lo que serían unos 420 mg para una persona de 70 kg. Además, el plátano es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y otros minerales de suma importancia como el potasio. El plátano disipa el calor patógeno, enfría la sangre, y estimula la producción de líquidos corporales.

Piña

Es la fruta más famosa para la retención de líquidos, y es por algo. Solo tienen 55 calorías por cada 100 gramos, por lo que la podemos comer con la conciencia tranquila si no queremos engordar. Contiene también una buena dosis de potasio, por lo que la piña es ideal para deportistas. Asimismo, su alto contenido en bromelina proporciona unas digestiones perfectas para evitar la pesadez y la hinchazón del abdomen.

Pepino

Esta hortaliza, siempre tan presente en las ensaladas, es una de las más diuréticas gracias a su alto contenido en potasio y agua. Apenas tiene sodio. Además, asegúrate de comerlo siempre con piel para no desechar su fibra. Puedes añadir el pepino a tu dieta de muy diversas maneras, ya que así te asegurarás de contar con una buena fuente de vitaminas A, C y K, que ayuda a la sangre a coagularse y mantiene los huesos fuertes.

Papaya

Una fruta tropical que contribuye a luchar contra los edemas y la retención de líquidos. Además, nos libera de toxinas ya que contiene gran cantidad de antioxidantes y es sumamente rico en fibra. Tiene incluso más vitamina C que la naranja y es muy digestiva, por lo que resulta ideal para combinarla en un postre o con yogur.

Manzana

La manzana es una de las frutas que más ayudan a controlar nuestro nivel de saciedad gracias a la pectina que contienen, y su bajo contenido calórico (unas 50 calorías por manzana) nos asegura que no vayamos a coger kilos de más. Además, podemos llevarlas donde haga falta y pueden ser un alimento fantástico durante la jornada laboral. Es un alimento muy rico en vitaminas del grupo B, ayudan a reducir el colesterol alto, los niveles de azúcar en sangre y se utilizan mucho en casos de diarrea o estreñimiento.

Coco

Permite mantener fuertes nuestras uñas y nuestro cabello gracias a los minerales que contiene, como el magnesio, el hierro o el zinc. De igual forma, protege contra la osteoporosis y mantiene fuertes los huesos. Es muy hidratante por la gran cantidad de agua y minerales que posee, por lo que puede ser de gran ayuda para los deportistas que necesiten reponerse tras el ejercicio. Además, regenera la flora intestinal, ya que el agua de coco, por su alto contenido en vitamina C y azúcares naturales, mitiga los vómitos y la flatulencia. Beber agua de coco también ayuda a reducir la presión arterial y disminuir los triglicéridos en aquellos que padecen de colesterol alto.

Lechuga

Las hojas de lechuga, además de tener pocas calorías, son uno de los vegetales que más proteína tienen por cada cien gramos. Aportan una generosa cantidad de vitaminas A, C, E, complejo B y betacarotenos, con lo que tienen un gran poder antioxidante, y ayudan a la piel y a la visión. Otra de sus propiedades es la vitamina K, que ayuda en el crecimiento de la masa ósea del organismo y evita la osteoporosis. Asimismo, posee oligoelementos como el selenio que previenen ciertos tipos de cáncer, y por si fuera poco, la lechuga ayuda en la eliminación de cálculos renales y reduce la tensión arterial.

Tomate

 

El tomate se puede consumir de un montón de maneras: ensaladas, salsa, zumos…¿conocías sus grandes propiedades para nuestro organismo? Protege nuestra salud y combate el envejecimiento gracias a sus antioxidantes, entre los que destaca sin duda el licopeno. Posee entre un 93 y un 94 por ciento de agua, el resto son carbohidratos. Constituye una gran fuente no solo de licopeno, también de vitamina C y betacaroteno. Un tomate estándar, de alrededor de 150 gramos, aporta entre un 20 y un 40 por ciento de las necesidades diarias de vitamina A y C.

Fuente: As.com