Prepara un rico pastel de coliflor con queso y salsa bechamel (+receta)

Para compartir en familia

0
82
YouTube

El coliflor es una verdura de la misma familia que el brócoli, el romanescu, el repollo, la col, la berza o las coles de Bruselas y, como todas ellas, se trata de un alimento muy saludable con gran cantidad de nutrientes beneficiosos que pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer varias enfermedades y muy pocas calorías por lo que también es un buen aliado para mantener el peso o incluirlo en dietas de adelgazamiento.

Por eso el día de hoy te traemos un pastel de coliflor con salsa bechamel para compartir en familia.

Ingredientes:

1 coliflor grande
700ml de leche
60g de harina
60g de mantequilla. O de aceite
de 100 a 200g (al gusto) de queso para gratinar.
Sal y pimienta

Preparación:

1.- Cocinar el coliflor. Le quitamos las hojas verdes y lavar bajo un chorro de agua, para quitar posibles impurezas que pudiese tener. Después, la cortamos en 3 o 4 trozos (grandes) y cubrir con agua en una cazuela. Echar una buena pizca de sal y dejar cocer alrededor de 15 minutos, hasta que podamos clavarle un cuchillo y que éste entre y salga sin dificultad. Puedes dejarla un poco “al dente” si así te gusta.

2.- Mientras se cocina, podemos preparar la bechamel. Poner el aceite o la mantequilla en otra cazuela y calentar a fuego suave. Después añadir la harina y dejar que se cocine 3 minutos, para eliminar el sabor a crudo. Después añadir la leche caliente, de poco en poco y remover. Es decir, echar una tanda y remover hasta que se haya integrado. Con 4 o 5 tandas que lo hagas, será suficiente. Quedará una salsa más bien líquida. Salpimentar y dejar cocinar 10 minutos, mientras removemos de vez en cuando

3.- Hechos los dos pasos anteriores, cortar la coliflor en trozos ya más pequeños. De unos 3 dedos de tamaño. Colocar los trozos en una bandeja que aguante bien el calor del horno.

4.- Encima de la coliflor poner la bechamel. Después el queso ¡y al horno con todo ello!. Los metemos al grill durante unos 5 minutos. Hasta que coja color tostado por encima.