Descubre el ‘pudding’, un postre británico muy fácil de hacer

0
50

En muchos aspectos, la cocina inglesa más tradicional consiste en aprovechar todo lo que pudiera parecer sobrante, y hacer de ello un plato clásico. Así son los famosos pasteles de carne donde podemos encontrar una variopinta selección bajo la apariencia de una empanada.

El pudding es la respuesta dulce de este pastel. Lo que aparentemente en España podrían confundir con un flan o un pastel borracho, en términos británicos el pudding esconde también una infinidad de ingredientes combinados con mucha creatividad, a gusto de cada casa.

Recipiente

Un molde rectangular.

Ingredientes

  • Entre 8 y 12 rebanadas de pan de brioche
  • 3 huevos medianos
  • 350 ml de leche
  • 60 ml de nata para montar
  • 40 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 50 gr de pasas
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • ½  cucharadita de nuez moscada (molida)

Preparación

  1. Engrasa el molde con un poco de mantequilla.
  2. Utiliza también la mantequilla para untar las rebanadas de brioche. Si la corteza es dura, es preferible cortarla y retirarla para que al hornear no se quede como una costra.
  3. Coloca las rebanadas para rellenar el fondo del molde, colocándolas con la mantequilla para arriba.
  4. Esparce una primera capa de pasas por encima de las rebanadas y espolvorea una cucharada de canela. Repite el proceso colocando otra capa de pan de brioche (untado de mantequilla por ambos lados), pasas y canela. Así hasta que llegues a tope superior del molde.
  5. En un cazo calienta la leche y la nata, a fuego lento. Retíralo al hervir y cuela los restos de nata que pudieran estar flotando.
  6. Bate los huevos junto a 40 gramos de azúcar, hasta que estén espumosos.
  7. Añade a los huevos la leche y la nata calientes y sigue batiendo hasta que la mezcla sea uniforme. Cuela el resultado para retirar los grumos que pudieran quedar.
  8. Vierte el batido de huevos, leche y nata sobre el molde con pan y pasas, espolvorea la nuez moscada y el azúcar restante.
  9. Deja que repose durante media hora.
  10. Precalienta el horno, 10 minutos a 180ºC (ó 160ºC si es con ventilador).
  11. Introduce el molde en el horno durante 35 minutos a 180ºC (ó 160ºC si es con ventilador).
  12. Vigila que la crema acabe cuajada y la superficie coja un color dorado, si no es así déjalo unos minutos más.