Receta para hacer tarta de yogur

Es un postre saludable y delicioso que resulta menos complicado de preparar de lo que te imaginas

0
116
https://www.comedera.com/tarta-de-yogur/

La tarta de yogur es un postre saludable y delicioso que resulta menos complicado de preparar de lo que te imaginas. ¿No me crees? Lee esta receta.

No les voy a mentir: Hay recetas que me dan pánico hacerlas, bien sea porque la explicación es demasiado complicada o porque mi imaginación las clasifica como “demasiado profesional-gourmet”.

Eso me ocurría con las tartas, no tanto por el relleno, sino por la masa de la base, que a mi juicio está más cerca del arte que de una receta tradicional. Pero, todo hay que intentarlo al menos una vez, y para mi sorpresa el resultado con esta receta de tarta de yogur fue fantástico. No es tan complicado, como parece.

Este postre lo puedes hacer con yogur natural o con yogur griego. Mi recomendación: haz la tarta de yogur griego, queda más deliciosa.

Ingredientes (Para un envase redondo de 22 cm de diámetro)

  • 2½ tazas de yogur griego
  • 2 tazas de salvado de trigo. Puedes usar también 100 gramos de cereales Corn Flakes, salvado de
  • avena o harina de avena
  • ½ taza de avellanas o 60 gramos de frutos secos de tu elección: nueces, almendras.
  • ⅓ de taza de claras de huevo.
  • 10 gramos de hojas de gelatina neutra (No se compliquen, ven el total de gramos que trae el paquete y cuántas láminas, regla de tres y listo)
  • Stevia (edulcorante) o azúcar si no te importa usarla.
  • Mermelada de frutas. Puedes probar de fresa o de naranja

Preparación

  1. Primero trituramos el salvado de trigo o los cereales con las avellanas o frutos secos que hayas elegido y 1 ó 2 cucharadas de Stevia o azúcar. Esto lo puedes hacer en una licuadora o procesador.
  2. Coloca la mezcla en un bol, añade las claras y amasa hasta formar una masa grumosa pero que se compacte al presionar. Si usas cereales o harina de avena, y necesitas agregar más claras, adelante; lo importante es que la masa se compacte fácilmente, como si fuera arena mojada.
  3. En un recipiente de silicona expande la mezcla de forma homogénea para armar la base y las paredes de la tarta, y la metemos en el horno a 180º C durante 15-20 minutos, hasta que la base quede como una galleta.
  4. Mientras tanto coloca las láminas de la gelatina en un recipiente con agua fría durante 5 minutos o lo que indique las instrucciones del fabricante.  Las láminas se ablandarán y crecerán.
  5. Hierve un poco de agua, añade las hojas de la gelatina y revuelve hasta que se disuelva. Si es la primera vez que usas láminas de gelatina, como era mi caso, es importante que te tomes literalmente la “medida” de poca agua (uno o dos dedos). Esta mezcla nos servirá para darle consistencia al yogur, así que si usamos mucha agua será muy complicado que cuaje.
  6. En un recipiente aparte mezcla el yogur con stevia al gusto, y agrega el agua con las hojas de gelatina. Cuando la base esté horneada y crujiente agrega la mezcla del yogur y lleva al frigorífico, al menos por dos horas.
  7. Una vez que la tarta de yogur esté fría y consistente, cúbrela con la mermelada de tu preferencia; se te hará más fácil si el frasco de mermelada está a temperatura ambiente. También puedes cubrirle con sirope de fresas, o con lo que quieras.