Delicioso cheesecake de limón con leche condensada, ¡sin horno y sin grenetina!

Esta receta es facilísima de preparar y tiene un sabor irresistible a limón.

0
80
istock

Prepara este delicioso cheesecake de limón sin horno y sin grenetina. Esta receta es facilísima de preparar y tiene un sabor irresistible a limón. Este cheesecake queda súper cremoso y es ideal para quienes buscan un postre fácil, rico y sin horno.

Preparar un cheesecake de limón es facilísimo y súper rápido sobre todo, si es una receta sin horno. Esta versión queda con una textura suave, cremoso y con un rico sabor a limón el cual, queda perfectamente balanceado con el dulzor de la leche condensada. Muchas recetas de cheesecake sin horno se elaboran con grenetina la cual, no siempre es fácil de conseguir pero, esta versión no la necesita.

Preparación

  1. MEZCLA las galletas con la mantequilla derretida; vacía la mezcla en el molde y compáctala hasta tener una superficie lisa.
  2. REFRIGERA la base por 30 minutos.
  3. SUAVIZA el queso crema batiéndolo a velocidad media por cuatro minutos; agrega el jugo de limón y la leche condensada.
  4. BATE la crema para batir hasta tener picos firmes e incorpórala a la mezcla de queso crema de manera envolvente.
  5. VIERTE el relleno de limón en el molde y empareja la superficie con una cuchara.
  6. REFRIGERA el cheesecake de limón por al menos cuatro horas antes de servir.