Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de tomar refrescos

Cortando las calorías del azúcar de los refrescos, la ecuación es sencilla: con 150 calorías por lata, puedes subir bastante peso

0
115

Beber refresco es un hábito en el que se puede caer muy fácilmente – están en todos lados, y es fácil considerar las versiones de dieta como menos dañinas.

Un trago por la nostalgia o un rápido golpe de cafeína te puede llevar a un hábito de tres días. Así que aquí tenemos dos expertos en dietas que te dirán que le pasa a tu cuerpo una vez que finalmente dejaste las coloridas bebidas carbonatadas.