Ciudadanos sufrieron las consecuencias de apagón masivo en Venezuela

Desde este jueves los venezolanos no cuentan con servicio de gasolina, transporte subterráneo, puntos de venta. En los centros de salud hubo fallas con las plantas eléctricas

0
189

Fuente El Nacional

Este viernes los ciudadanos vivieron los efectos más palpables del apagón. La falla afectó los puntos de venta por lo que los locales comerciales no abrieron sus santamarías ante la imposibilidad de realizar transacciones. El servicio del Metro de Caracas se mantiene suspendido, y las unidades de transporte superficial que trabajaron cobraron tarifas por encima del valor establecido.

Una ciudadana, que prefirió no revelar su identidad, informó a El Nacional que había pagado dos pasajes de 300 bolívares cada para poder llegar hasta su trabajo.

“Normalmente pago 100 bolívares, pero hoy la tarifa se triplicó. Afortunadamente tenía efectivo y pude tomar el transporte”.

Un ciudadano, que quiso identificarse, explicó que tuvo que trasladarse desde Guarenas hacia Caracas donde reside un amigo para poder pararar sus alimentos debido a que en su vivienda no cuenta con gas y tampoco hay electricidad.

Las estaciones de gasolina amanecieron cerradas ante la imposibilidad de prestar servicio. En Caracas solo en Las Mercedes había posibilidad de surtir combustible lo que ocasionó largas colas en el lugar.

Alejandro Hernández | El Nacional

Los hospitales también están afectados por el apagón masivo. José Manuel Olivares, doctor y diputado a la Asamblea Nacional por el estado Vargas, ofreció un balance de los centros asistenciales sin energía.

Detalló que el hospital de La Victoria, la Maternidad de El Valle, el Hospital General del Sur en Maracaibo y  el hospital Miguel Oraa de Portuguesa  no tienen ninguna fuente de energía para abastecerse.

Indicó que la Maternidad del Sur en Carabobo, el hospital de Los Magallanes de Catia, El Hospital Universitario de Caracas y la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Carabobo solo abastecen de electricidad a las emergencias y las unidades de cuidados intensivos.

El aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía reina la confusión mientras que los pasajeros se encuentran varados.

El Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía (IAIM) informa que hay operaciones de entrada y salida de aeronaves. Sin embargo, los usuarios esperan que sus vuelos sean reprogramados porque no han podido abordar sus vuelos.

Ante la ausencia de servicio eléctrico surgió una nueva preocupación. Los alimentos que tenían los ciudadanos en sus neveras podrían descomponerse. En Maracaibo un local comercial de comida decidió regalar sus insumos para evitar que la falta de luz los dañaran y se perdieran.

¿Colapso eléctrico previsible?

Expertos aseguran que debido a decisiones políticas implementadas por el gobierno llevaron al colapso del servicio de luz nacional.

Miguel Lara, ingeniero eléctrico, desestimó la versión de Jorge Rodríguez, y explicó que  la falla eléctrica masiva es consecuencia de las políticas públicas ejecutadas por el oficialismo, que contribuyeron al deterioro progresivo del sector.

“Sacaron a los profesionales para colocar adeptos políticos, suspendieron los planes de mantenimiento, hicieron compras inconvenientes e innecesarias, además de despilfarrar recursos. Otros aspectos importantes fueron las congelaciones de las tarifas y, por supuesto, la concentración del área eléctrica en una empresa técnica y económicamente inviable”, aseveró.

José Aguilar, experto en materia eléctrica, comentó que la ausencia de electricidad no tiene precedentes y que la situación deja en evidencia el estado del sistema eléctrico de Venezuela.

“Esto no tiene precedentes en el mundo. Yo he trabajado con sistemas eléctricos de 44 países y ha habido apagones muy sonados, pero que este sea un apagón casi total de un país y que se extienda las horas que tiene evidencia que está muy desamparado el sistema eléctrico venezolano y que el deterioro que existe en él es profundo”, señaló.

El inicio de caos

A las 4:56 pm de este jueves se produjo la interrupción del  servicio eléctrico en gran parte del territorio venezolano, en lo que se convertiría en el mayor apagón que se ha registrado en el país.

El caos se generó de manera inmediata en Caracas cuando los ciudadanos que se encontraban en el Metro de Caracas y en el Ferrocarril hacia los Valles del Tuy tuvieron que caminar por los rieles para poder salir del sistema que fue afectado por la falla en el servicio y que desde ese momento no prestan  servicio comercial, situación que persiste este viernes.

El encargado de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, dijo que el apagón forma parte de un plan que busca desestabilizar al país. Aseguró que el servicio eléctrico sería restablecido en tres horas, lo que no ocurrió. Luego de esta declaración el funcionario no volvió a presentar informes sobre la situación que afecta a todos los estados de Venezuela.

Mientras transcurrían las horas, los ciudadanos tuvieron que caminar, usar el poco transporte público superficial que había para volver a sus hogares luego de sus jornadas laborales en medio de la oscuridad que se adueñaba de la escena.

Jorge Rodríguez quien informó que la falla del servicio fue consecuencia de un sabotaje y acusó directamente al senador estadounidense Marco Rubio.

En una segunda intervención, aseguró que el servicio había sido restituido en el oriente del país. Habitantes de los estados Anzoátegui, Monagas y Nueva Esparta desmintieron esta afirmación.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, sugirió que el servició eléctrico se estabilizará cuando ocurra el cese de la usurpación.

“Sigamos adelante. Durante nuestra gira en el sur, buscamos apoyos para atender esta crisis. El bloqueo al progreso lo vencemos con movilización ¡Nos vemos el sábado en la calle!”.


Ya durante la noche, los ciudadanos realizaron cacerolazos como señal de protesta y en varios sectores de la capital.