Tras el veto a Huawei, usuarios intentan deshacerse de sus celulares y se desploman los precios

El sitio británico MusicMagpie, de compra y venta de celulares usados, aseguró este lunes que se dispararon las ventas de celulares Huawei

0
64

El anuncio de que Google suspendió sus negocios con Huawei este domingo desató el pánico entre los propietarios de teléfonos de esa marca. Y es que, como Google ya no dará soporte, muchos usuarios temen que sus smartphones dejen de funcionar correctamente y queden vulnerables ante cyberataques.

El sitio británico MusicMagpie, de compra y venta de celulares usados, aseguró este lunes que se dispararon las ventas de celulares Huawei luego de que se conociera el veto en medio de la disputa comercial que mantienen los Estados Unidos y Chica.

La semana pasada, una orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump obligó a las empresas estadounidenses a suspender sus negocios con Huawei. Ante eso, Google tomó la decisión de suspender sus negocios con el gigante chino, lo que significa que los smartphones del gigante chino no podrán acceder a las actualizaciones de software de Android y que incluso no tendrán acceso a las aplicaciones como Gmail y Google Maps.

Según un vocero de MusicMagpie, el aumento de la oferta de teléfonos Huawei en la plataforma muestra que los usuarios se están preparando para un posible cambio de dispositivo en el caso de que se implementen mayores restricciones contra el fabricante chino de celulares.

En términos globales, Huawei es el segundo mayor vendedor de smartphones con un 19% del mercado, detrás de Samsung (23,1%) pero antes de Apple (11,7%).

Con el aumento de la oferta de teléfonos Huawei por su inclusión en la lista negra estadounidense generó además una gran inestabilidad en los precios, con una rápida caída. En un espacio de un año, el P20 de Huawei se depreció un 81%, mientras que el P30, que ha sido lanzado hace tan sólo un mes, ya se ha depreciado un 46%, explicaron desde MusicMagpie.

Incertidumbre ante la vulnerabilidad

Si bien aún es pronto para saber las consecuencias exactas que tendrá para los usuarios el veto de Google y de otras tecnológicas estadounidenses a Huawei, está claro que en este «tiempo de incertidumbre» los móviles del gigante chino pueden ser más vulnerables y estar más expuestos a posibles ataques.

«Hasta que Huawei no diga exactamente qué va a hacer, estamos ante una situación de demasiada indeterminación para saber qué puede pasar con los usuarios», señaló hoy a EFE Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal, quien no obstante advierte: «seguro que alguien intenta pescar en río revuelto».

Los usuarios de los teléfonos inteligentes de Huawei pueden seguir actualizando hoy sus aplicaciones en «Google Play» -la tienda virtual para ello- y el sistema operativo, pero esto parece que será temporal, aunque no se sabe hasta cuándo, recalcó Nieva. «No parece que vaya a ser algo indefinido», agregó este experto, quien recuerda que el hecho de que Huawei pueda hacer actualizaciones de seguridad no quiere decir que vaya a tener acceso a la nueva versión del sistema Android cuando Google lo saque.

Pero no solo el problema va a estar aquí, sino en la actualización de las aplicaciones, desde WhatsApp hasta aplicaciones de uso bancario. Y es que, explicó este experto, si desaparece de los terminales chinos la tienda virtual de Google desaparecen las actualizaciones y con ello aumentan los problemas de seguridad.

«Los ciberdelincuentes suelen aprovechar tanto las app como las vulnerabilidades del sistema operativo para atacar a los usuarios», de ahí la necesidad de ir descargándose las nuevas versiones.

Si finalmente cierra Google Play, Huawei tendrá que crear su propia tienda virtual y habrá que esperar para saber si las aplicaciones, muchas también estadounidenses, estarán en esta.

«Sabemos que la compañía china tiene un plan b, pero aún no sabemos cuál, así que puede haber un problema de seguridad mientras se estabilice la situación y el ecosistema entorno a Huawei», resumió este experto, quien no obstante recordó que en crear un sistema operativo nuevo, en el caso de que no lo tengan ya, se tarda.

¿Y mientras qué hacer? Nieva aconseja ser más precavidos que nunca y mientras se pueda actualizar las app y el sistema, hacerlo.

Pueden surgir, hasta que esté la tienda virtual definitiva, tiendas no oficiales, que en algunos casos pueden ser «maliciosas», por eso hay que estar atentos y aplicar, más que nunca, el sentido común, concluyó este especialista de Check Point, empresa de ciberseguridad.

Europa y América, los más afectados

Desde que fuese tildada por el Congreso de ser una «amenaza para la seguridad» de EEUU, en 2012, Huawei apenas ha tenido presencia en el país norteamericano (su cota de mercado es inferior al 1 % según StatCounter), por lo que el veto se notará mucho más entre la industria y los proveedores que en la calle.

En China, por su parte, quien no tiene prácticamente presencia es Google, por lo que los teléfonos de Huawei en ese país (que supone aproximadamente la mitad de sus ventas) operan con una versión modificada de Android que no lleva instaladas las aplicaciones insignia de la firma, como Google Maps, Youtube o Gmail.

Es en el resto del mundo, especialmente en Europa y Latinoamérica, donde los teléfonos económicos y de calidad estándar de Huawei que usan sistema operativo Android han logrado penetrar con fuerza en el mercado, y por tanto es donde el porcentaje de usuarios que previsiblemente se verán afectados es mayor.

En Europa, Huawei es, con casi un 18 % de cuota de mercado, el tercer actor en liza por detrás de Samsung y Apple (con especial presencia en España, donde sobrepasa el 20 %), mientras que en Latinoamérica las cifras varían mucho según el país, destacando el 28 % de Costa Rica, el 25 % de Perú, el 18 % de Colombia y el 17 % de Chile.

Google confirmó que está «cumpliendo con la orden (emitida por el Gobierno) y revisando sus implicaciones» y ha matizado que mantendrá el acceso a Google Play y Google Play Protect para los usuarios actuales de Huawei, pero no les permitirá actualizar Android.

El problema será mayor para quienes se compren un teléfono Huawei nuevo, puesto que al haber retirado Alphabet las licencias de sus productos al fabricante chino, estos no vendrán con Google Play, lo que significa de facto la imposibilidad de acceder a todas las aplicaciones diseñadas para Android que no estén en código abierto.

Pese a que el veto de Alphabet es el más inmediatamente perceptible para el usuario y el que ha causado más revuelo mediático, seis fabricantes de componentes electrónicos estadounidenses y uno alemán también han anunciado que rompen relaciones comerciales con Huawei.

Las compañías de procesadores de EEUU Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom, la alemana Infineon Technologies y los fabricantes de chips de memoria estadounidenses Micron Technology y Western Digital dejarán de suministrar a Huawei también en cumplimiento de la orden de Trump, lo que podría demorar los planes de adopción de la red 5G a nivel mundial.

Tomada de Infobae