Constanza: El gran amor y soporte que tuvo Edith González

“Es el amor de mi vida, es tierna, inteligente, es graciosa, ama la música, tiene su corazón enorme, Dios me la prestó y yo creo que es mía"

0
606

En 2004 Edith González tuvo que abandonar la novela que protagonizaba por haber quedado en estado de gravidez. En ese entonces se desconocía quién era el progenitor, la actriz había decidido guardarse el secreto.

Al nacer Constanza, la intérprete la bautiza con sus apellidos, pues había convenido ese punto con el padre, cuyo nombre era aún un misterio. En 2008, cuatro años después, la pequeña recibe el apellido de su progenitor y la prensa da con la partida de nacimiento y la divulga.

Desde ese episodio, se supo que era el político y exsenador Santiago Creel Miranda, con quien González mantuvo una relación secreta, el padre de su niña. Ambos sacaron un comunicado en defensa de la integridad de su pequeña.

“Por causas ajenas a nuestra voluntad, en algunos medios de comunicación circula el acta de nacimiento de nuestra pequeña y adorada Constanza. Hemos convenido solicitar su comprensión para que al asunto de nuestra hija se le dé el trato que otorga el derecho a la privacidad. Por lo tanto, ésta será nuestra única declaración al respecto”, informaron.

Aunque Creel ha estado cerca de la ya adolescente, fue Edith González quien estuvo pendiente de todos los detalles de su crianza.

El cáncer fortificó sus lazos

Cuando a la estrella mexicana le detectan el cáncer en los ovarios, en 2016, su hija funge como uno de sus soportes más valiosos. Así lo dejó ver González en entrevista con Don Francisco: “La niña durante tres semanas se dormía a los pies de mi cama y no abandonó a su mamá. Es la cereza del pastel de mi vida”.

Fue tan estrecho el vínculo entre ellas que el día en el que la operaron, Edith González decide minutos previos grabar y publicar un vídeo con su hija, como muestra de lo más grande que tenía, en el infortunio caso de que no regresara de la cirugía.

Otro conmovedor y más reciente momento, fue el mensaje que le dedicó la artista a Constanza con motivo del Día del Niño.

“Es el amor de mi vida, es tierna, inteligente, es graciosa, ama la música, tiene su corazón enorme, Dios me la prestó y yo creo que es mía. La gente me dice que es una niña muy buena y que muy buena labor he hecho. La neta es que es así, ella nació con esos sentimientos e inteligencia, yo solamente intento guiarla y cultivarla. Gracias, gracias, gracias. Agradecida siempre, porque me hayas escogido para llegar a este planeta. Te amo”.

Hoy 13 de junio el gremio artístico y sus seguidores, lloran su partida física. El cáncer ganó la batalla.

Redacción: esmasvida