Fred, el hermano mayor de Donald Trump que murió alcoholizado y a quien el presidente lamenta haber presionado

"Vamos, Fred ¿qué haces?", preguntó Donald Trump a su hermano cuando lo halló ensimismado en revistas de aviación, una meta que nunca pudo cristalizar

0
95

Fred Trump era el hermano mayor del presidente Donald Trump. En 1981 murió a causa de un paro cardíaco provocado por su adicción al alcohol, un vicio que lo sumió en una oscuridad de la cual no pudo salirse.

De acuerdo con entrevista publicada por el diario The Washington Post, el primer mandatario de Estados Unidos lamenta haberlo presionado, pues Fred deseaba ser piloto pero su familia anhelaba verlo dirigiendo la empresa familiar.

«Vamos, Fred ¿qué haces?», preguntó Donald Trump a su hermano cuando lo halló ensimismado en revistas de aviación, una meta que nunca pudo cristalizar pese a su intentos. «Estás perdiendo tu tiempo», le soltó al final el hombre que, desde ese entonces, ya estaba conectado con la herencia de su padre.

La información divulgada por el diario, también ahonda en la percepción que tenía el padre de la familia, Fred Trump, con respecto a los sueños de su primogénito: «no quería ser más que un chófer en el cielo» en lugar de administrar los negocios familiares, reveló David Miller, miembro de la misma hermandad universitaria de la que era integrante el joven.

Donald, con su padre Fred (Shutterstock)

Donald, con su padre Fred (Shutterstock)

El presidente Trump, quien se ha declarado ajeno a cualquier vicio quizá por temor a caer en las garras de las que no se salvó su pariente, aun recuerda esos episodios y, ante la fragilidad de su hermano frente al alcoholismo, se ha mostrado solidario con aquellas instituciones que brindan espaldarazos a quienes sufren adicciones.

«Yo lamento haberlo presionado (…). Los negocios de la familia eran algo que él jamás quiso hacer. No era lo suyo. Creo que el error que cometimos fue presumir que a todos les gustaría eso. Ése fue el error más grande», confesó.

Donald Trump es consciente de que el sueño de su hermano era convertirse en piloto. «Él lo amaba», recalca. «Recuerdo que estábamos en la casa y otros pilotos de TWA venían a trabajar con Fred porque él tenía un talento muy natural».

Pese a que logró un contrato de prueba con TWA, al año fue despedido debido a sus frecuentes problemas con el alcohol, el talón de Aquiles del que nunca pudo zafarse en vida, pues fue solo la muerte la que lo alejó por completo de aquel enemigo embriagador.

Sin embargo, la tesis que maneja Annamaria Forcier, amiga de Fred, dista de lo descrito anteriormente. Ella tiene la convicción de que el joven dejó TWA por las presiones de su familia.

«Mi impresión era que él, básicamente, fue forzado a ir a trabajar con la familia», relató. «Había mucha tensión no solo con el padre sino también entre Fred y Donald. Mucha tensión porque no querían que él fuera piloto de aerolínea», puntualizó.

El trágico final de Fred aún está grabado en la mente del presidente de Estados Unidos, pues las cicatrices, detalló el Post, fueron tan profundas que no han terminado de sellar pese a los lustros que ya han corrido.

Redacción: esmasvida

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here