Fabio Legarda: vida silenciada por la violencia en Colombia

La nación lo despide con lágrimas que se van acumulando y crean un río que no ahoga pero sí se siente, un mar cuyas olas no golpean pero sí desgarran el alma

0
299

La cuenta en instagram de Fabio Legarda respondía a la popularidad que se había ganado en Colombia cuando tan solo rayaba los 29 años. Por esa vía digital, que acumulaba casi los 2 millones de seguidores,  exhibía su talento: a veces cantaba, otras modelaba y, en ocasiones nada escasas, daba rienda suelta a lo que su dominio privado le permitía aflorar.

Así, pues, todo apuntaba a que Legarda trascendería pronto las fronteras de Colombia para exportar sus habilidades. Sin embargo, la violencia decidió adelantársele este jueves en El Poblado, en Medellín, cuando una bala perdida, producto de un robo que se perpetraba en la zona, se incrustó en su cuerpo.

La noticia de su herida de gravedad sacudió a la nación. La oraciones se elevaron de inmediato a la Providencia por su vida. Las redes fueron testigo de ello. Las informaciones, algo confusas, comenzaron a diseminarse en torno a Legarda, nada estaba claro, lo único innegable era que su cuerpo languidecía en la Clínica León XIII de Medellín, donde a las 5:15pm se dio parte de su fallecimiento.

En ese momento, Colombia recordó, una vez más, que la violencia seguía incrustada en su seno, ensombreciendo a familias enteras al cegar la existencia de inocentes, de jóvenes soñadores que solo vislumbraban un país en el que sus metas, talentos y convicciones de progreso guiaran las riendas de la nación. Legarda era uno de ellos, su sonrisa y mirada afable quedaron borradas para darle paso a la sinrazón de un grupo que no quiere dar el brazo a torcer y se afianza en sus armas.

La nación lo despide con lágrimas que se van acumulando y crean un río que no ahoga pero sí se siente, un mar cuyas olas no golpean pero sí desgarran el alma. Solo, cuando la sociedad esté realmente preparada, ese mismo río unirá sus fuerzas con el mar, para arrasar con todo signo de violencia, para ocultar para siempre las armas del odio y del resentimiento y, de esta manera, darle la bienvenida a la paz genuina en Colombia, esa en la que sus jóvenes, sin importar su estrato o condición, brillarán sin miedo a ser truncados por el silbido de una bala.

Redacción: esmasvida

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Etiqueta a tu amiga LA SOLTERA la que amas así este un poco loca 😂 @dejota2021

Una publicación compartida por Legarda (@legarda) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hoy vuelvo a sentirme humano..

Una publicación compartida por Legarda (@legarda) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Llegó el team a Manizales ✈️🇨🇴 Nos vemos mañana en @manizalesgourmet 📸 @jonathanquintero_

Una publicación compartida por Legarda (@legarda) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Por los sueños que ya hemos logrado 🙏 por los sueños que nacen en nuestros corazones y se convierten en metas por lograr. Gracias Dios 🕯

Una publicación compartida por Legarda (@legarda) el