¡Prendas que no pueden faltar en tu armario!

0
2352

El armario de toda mujer debe estar ocupado por prendas que sean de gran valor al momento de querer salir de su casa cargada de glamour y belleza. Desde un buen jean hasta una camisa que acentúe su figura y cuyo color realce su piel deben estar  siempre a la mano.

Los cinturones son aliados que no pueden faltar. Esta herramienta puede usarla con vestidos cortos en una tarde de compartir con amigas o para ir al cine con tu pareja. Los más anchos puedes combinarlos cuando estás de blusa y pantalón.

¡Viva la bufanda! Este elemento aporta frescura y elegancia. Su diversidad en colores y texturas se ajustan a los gustos de todas las féminas y, lo más interesante, es que pueden moldearla en sus cuerpos de acuerdo con las exigencias de cada una.

A todo esto se suman los zapatos: mientras más alta es la zapatilla más estilizada se verá tu figura. No obstante, acudir a ella a cada momento puede rayar en lo rutinario y aburrido. Recuerda que la moda amerita de cambios cargados de creatividad. Alterna tus tacones con zapatos bajos que vayan con tu personalidad.

¿Minimalista? Sí, mientras menos  seguro lucirás mejor. Procura que cada accesorio que te pongas vaya realmente con tu cuerpo y estilo. Recuerda que no todas las creaciones calzan perfectamente con una. Siempre que adquieras un nuevo producto analízalo bien, pues no es bueno comprar solo porque es el último grito de la moda.

En este punto, entran muy bien los accesorios: carteras, anillos, zarcillos, entre otros. Al momento de colgarse alguno, debes ver si va a tono con la ropa que vas a usar en ese instante, pues, por ejemplo, usar elementos con  brillo cuando el vestido también lo tiene es un error fatal y recurrente.

Por último pero no menos importante: ¡tú maquillaje! Siempre utilice tonos que vayan con tu piel y que no caigan en lo recargado. Tome en cuenta si es de día o de noche y de qué evento se trata para hacer una acertada elección de los colores.

Frase para reflexionar: Para lucir bien no solo es necesario una buena prenda, tú postura y personalidad también son puntos clave.