Tips para conservar y rendir los alimentos durante la cuarentena

Con estos tips para conservar y rendir alimentos, podremos alargar la despensa disponible en esta cuarentena por el coronavirus

0
117

Autor: Daniela Salazar

Debemos rendir alimentos para poder garantizar una buena alimentación durante la cuarentena. Estar bien alimentados es  indispensable para estar sanos, pero también para tener buen ánimo.

Existen algunas tácticas de conservación y racionamiento de alimentos que nos ayudarán a estirar la despensa disponible, durante estos días de confinamiento que no sabemos a ciencia cierta, cuando terminarán.

¿Cómo conservar frutas y vegetales?

Al momento de comprar comida, no debemos llevar solamente enlatados y productos de larga duración, ya que su valor nutritivo no es tan alto como el de los alimentos frescos. Aquí les enseñaremos a dividir en porciones y guardar frutas y vegetales para varias semanas.

Hay muchas frutas que podemos conseguir fácilmente y congelar para tener en casa como la lechosa, el melón, la patilla, la guayaba y el cambur. Solo tenemos que pelarlos, quitarles la concha y semillas, cortar en cubos del tamaño de tu preferencia y guardarlos en envases divididos en el refrigerador de manera de saber cuantos días nos pueden durar.

Con esas frutas se pueden hacer batidos y compotas.

Otras frutas se trabajan de manera diferente. La guanábana, con abrirla y sacar la pulpa, basta, por ejemplo.

Las fresas, los arándanos o las moras no necesitan mucho para su conservación. Se les quitan los palitos y las hojitas y se congelan en envases por porción.

Los vegetales son muchos más amigables al momento de almacenarlos para posterior consumo.

La auyama, el brócoli, las vainitas o la zanahoria, proceden con el mismo principio que las frutas: debemos pelarlos, para luego envasarlos y congelarlos.

Si preferimos, también podemos blanquearlos (pasar rápidamente por agua caliente) antes de congelar para ahorrar tiempo al momento de prepararlos.

En el caso de las hierbas como cilantro o perejil, lo ideal es licuarlas un poco, inclusive agregando ingredientes extras como ajo, y luego vaciarlas en hieleras de cubitos y congelarlas. Para usar se saca un cubito y se coloca en guisos o salsas.

Dos maneras prácticas para guardar los alimentos

  1. Seleccionarlos por tipos, dividir según lo que se necesita para una preparación familiar y guardarlos en envases o bolsas en el refrigerador.
  2. Organizar recetas, dividir y guardar las cantidades exactas para su preparación.

Ambas son formas de rendir los alimentos porque se garantiza el uso de la cantidad exacta que se necesita.

Reglas básicas para medir porciones

El segundo paso para mantener un orden y control de todo lo que consumamos mientras permanecemos en casa para rendir alimentos durante esta cuarentena es medir o pesar absolutamente todo lo que consumimos.

De esta manera nos alimentaremos correctamente pero sin excesos. Así todo durará más.

Carnes y pescados. Un filete de carne debe de ser similar al tamaño de la palma entera de la mano. Equivale a unos 120 gr. Un kilo de carne debe dar para ocho porciones.

Otro truco es preparar la carne molida con chayota, que se mimetiza con la carne. Ni siquiera se nota pero aumenta las cantidades disponibles.

La chayota se debe pelar y hervir en cubos. Cuando esté blanda se procesa en la licuadora y se añade a la carne molida al momento de cocinarla.

En cuánto a pescados, deberá ser un trozo un poco más grande que la palma de la mano.

Ensaladas, verduras y frutas. Estas deben ser las protagonistas de nuestras comidas. A la hora de preparar una ensalada, podemos ser generosos. Mientras que con la cantidad de frutas, debemos ser un poco más estrictos y comedidos.

Cereales. La porción que debes comer no debe ser superior a tu puño cerrado. Si hablamos de granola, que lleva miel y frutos secos u otros tipos de cereales con más ingredientes, entonces deberá ser algo más pequeño.

– Quesos. Una porción de queso ideal esta entre 30 y 50 gramos al día. De esta manera, un cuarto de kilo de queso puede atender las necesidades de una familia de cuatro personas durante dos días.

– Aceite. El volumen debe ser equivalente a la yema del dedo pulgar o  a 10 gramos. La recomendación diaria es de dos a seis raciones de aceite.

Fuente: elestimulo.com